Foto Presentacion ArrocerosEl pasado 26 de mayo se presentó en el Hotel Alfonso XIII de Sevilla el  “Estudio Socioeconómico sobre el Cultivo del Arroz en las Marismas del Guadalquivir”, informe encargado por la Federación de Arroceros de Sevilla y que ha contado con la colaboración de la Fundación Caja Rural del Sur.

El evento contó con la asistencia de destacados representantes del sector arrocero, agrario, económico e industrial, administraciones públicas, Universidad de Sevilla, representantes de Doñana, El Puerto, Confederación Hidrográfica del Guadalquivir, Feragua, Alcaldes de Isla Mayor y Puebla del Río, cooperativas arroceras y de las diferentes organizaciones agrarias andaluzas.

El estudio ha sido presentado por José Ignacio Castillo Manzano, Catedrático de Economía de la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales de Sevilla, actualmente, Secretario General de la Consejería de Transformación Económica de la Junta de Andalucía, y director del informe elaborado por un equipo investigador de la Facultad de Económicas de la Universidad de Sevilla.

Han intervenido además en la presentación del estudio, Mauricio Soler Escobar, Presidente de la Federación de Arroceros de Sevilla, José Luis García Palacios Álvarez, Presidente de Caja Rural del Sur, Vicente Pérez, Secretario General de la Consejería de Agricultura, Ganadería y Alimentación de la Junta de Andalucía, y Lourdes S. López Valpuesta, Catedrática de la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales de Sevilla.

En la presentación del estudio, Mauricio Soler Escobar, Presidente de la Federación de Arroceros de Sevilla, ha explicado que el objetivo del mismo “es poner en valor la actividad de los arroceros de Sevilla y su aportación económica ante los tiempos difíciles que a todos toca vivir, y las dificultades a las que se enfrenta la agricultura por los bajos precios alcanzados en origen, y una PAC cada vez más restrictiva, con costes de producción elevados”.

Por todo ello, y desde una perspectiva económica, según ha indicado Mauricio Soler, “el sector arrocero de Sevilla destaca por su papel como expresión de riqueza local y generación de empleo con una potente proyección internacional, actuando como nexo de unión entre el profundo arraigo cultural y social de una actividad económica que se remonta un siglo atrás y una fuerte apuesta por la innovación y el desarrollo tecnológico que abre las puertas a una nueva era”.

Lourdes López Valpuesta, por su parte,  ha hecho un recorrido por la historia del cultivo del arroz, una de las bases de la pirámide nutricional mundial, y del que se producen unos 700 millones de toneladas de arroz anuales.  “Es un sector muy sensible a la volatilidad de los precios”, ha detallado. Además, ha recordado que las Marismas del Guadalquivir son un «ecosistema de alto valor ecológico”, que sirve de hábitat a numerosas especies, y que la mayor parte del arroz producido en Sevilla se exporta, lo que confiere una esfera internacional clave para el sector.

 

Estudio realizado por la Universidad de Sevilla.

Durante dos años, y con la colaboración de los arroceros, un equipo de investigación de la Universidad de Sevilla dirigido por el catedrático José Ignacio Castillo Manzano, ha desarrollado este estudio que evidencia, una vez más, las fortalezas y la relevancia alcanzada por la zona arrocera más productiva del mundo, que no solo es respetuosa con el medioambiente, sino que, además potencia su sostenibilidad, actuando como filtro natural del Río Guadalquivir y sirviendo como despensa del Parque Natural de Doñana.

1623137416976Según recoge el estudio, los arrozales sevillanos se ubican en una inigualable situación geográfica constituyendo uno de los mayores humedales del continente europeo, las 36.500 hectáreas de cultivo de los aportan casi la mitad del arroz producido en total en el conjunto de España y en torno al 15% del obtenido en Europa, desarrollando otras actividades conexas, entre las que se encuentran la cría del cangrejo rojo o el turismo gastronómico.

Con una aportación al mercado laboral de más de cinco mil puestos de trabajo y cien millones de euros pagados en salarios, la Industria del arroz como eje vertebrador, y sus actividades vinculadas, son generadoras de riqueza y empleo para la economía andaluza y sevillana. Representa el 1,9% de los puestos de trabajo y el 4,8% de la remuneración de asalariados del sector de la Agricultura, Ganadería, Silvicultura y Pesca de la región andaluza.

A estas cifras, hay que añadir unas ventas de más de 680 millones de euros y una contribución de 38 millones a las arcas públicas, configurándose como un motor de crecimiento en su entorno, el arrozal de las Marismas del Guadalquivir, es actualmente el más importante de España, produciendo casi la mitad del arroz español y en torno al 15% del europeo. Sevilla es, por tanto, la primera provincia española en producción de arroz.

Todos estos datos ponen de manifiesto el papel estratégico que ocupa actualmente el sector arrocero de las Marismas de Sevilla para la región andaluza.

 

Superficie del cultivo en las Marismas del Guadalquivir

En Andalucía, el cultivo de este cereal supone el 33% de la superficie arrocera en España, situándose en la primera posición respecto al resto de Comunidades Autónomas, en cuanto a superficie y producción.

Dentro de la comunidad autónoma de Andalucía, la provincia de Sevilla presenta el 92% de la superficie dedicada al cultivo del arroz, extendiéndose entre ambas márgenes del río Guadalquivir, fundamentalmente, en los municipios de Isla Mayor, La Puebla del Río, Aznalcázar, Los Palacios y Villafranca, Dos Hermanas y Utrera. A merced de su enclave junto al Parque Natural de Doñana, es uno de los mayores humedales de Europa, convirtiéndose en un ecosistema perfecto para la avifauna de la zona, lo que implica la búsqueda de métodos agrarios sostenibles con el medioambiente.

Por todo ello, el arrozal de las Marismas del Guadalquivir, es actualmente el más importante de España, produciendo casi la mitad del arroz español y en torno al 15% del europeo.

Sevilla es, por tanto, la primera provincia española en producción de arroz, si bien este resultado, en realidad, es fruto de un proceso de gran dinamismo y vitalidad llevado a cabo en un corto horizonte temporal de apenas unas décadas, que ha posibilitado una profunda transformación demográfica, económica y social del territorio.

 

 

Técnico Sectorial Coop.Agroalimentarias Sevilla

Emilio Jiménez