maiz desploma

  • La sectorial de herbáceos de cooperativas agroalimentarias certifica la caída de este cereal de regadío en un 65% con respecto al pasado año
  • Los trigos, marcados por el problema del maculado en los duros, suben en superficie y en producción mientras que girasol y triticale pierden superficie de siembra.
  • La cebada se mantiene y mejora rendimientos.

 

La reunión sectorial de cultivos herbáceos de cooperativas agroalimentarias celebrada el pasado 27 de julio por videoconferencia puso sobre la mesa los resultados finales en cuanto a superficie de siembra y producciones de los principales cultivos cerealistas de nuestra provincia, y dejó clara la tendencia bajista que cultivos tradicionales de nuestra agricultura como el maíz y el girasol continúan teniendo en nuestras explotaciones agrícolas.

De hecho, el maíz, según los datos de siembra declarados en la PAC 2020, pasa en nuestra provincia de 7.510 has a tan sólo 2.675, lo que supone una pérdida del 65% de superficie. El girasol, por su parte, pasa de 103.776 has de cultivo en 2018 a poco más 100.000 has en 2019, manteniendo así la tendencia a la baja que viene teniendo en los últimos años este cultivo de secano debido también a los bajos precios del mercado, a pesar de haberse sembrado más del 70% de Alto Oleico y mejorar los rendimientos gracias a la buena primavera que tuvimos.

maiz desploma2

En cuanto a los trigos, afectados esta campaña por el maculado en algunas comarcas de Sevilla,  tanto el duro como el trigo blando aumentan superficie de siembra y producciones, alcanzándose unos rendimientos medios de 3.900 kg/ha en TD y 4.300 kg/ha de TB, lo que ha supuesto un incremento en las producciones finales estimadas de nuestra provincia de más de 118.000 tn  y casi 7.000 has más de cultivo entre ambas variedades.

La cebada por su parte mantiene las 32.000 has de cultivo del pasado año e incrementa su producción en casi 10.000 tn, situándose en las 110.921 tn de cosecha al estimarse unos rendimientos medios de 3.400 kg/ha, mientras que el triticale pierde en superficie 2.000 has de siembra y reduce su producción a 81.000 tn, frente a las 95.500 tn de la pasada campaña.

En total, en nuestra provincia se estima una producción de cereal para la campaña 2020 en torno a las 824.700 tn, a las que hay que sumar las 170.900 tn de girasol previstas.

 

Técnico sectorial: Emilio Jiménez